Buenos Aires

27 de Abril del año 2017 - 1477




AHORA VAN A ECHAR A LOS JUECES ANTIGUOS, PERO NO A LOS PREVARICADORES



El gobierno de Macri, que no ha intentado remover a ninguno de los jueces prevaricadores designados por los Kirchner y que son corresponsables del encarcelamiento de más de 2.000 acusados de "genocidio" por haber luchado contra el terrorismo y del homicidio de Estado de otros 400 muertos en la cárcel por abandono criminal de persona, ahora ha decidido despedir a 27 jueces antiguos alegando que la Corte Suprema -siempre dispuesta a servir al oficialismo- acaba de dictar un fallo en el caso Schiffrin dando por válido el inciso 4to. del artículo 99 de la "reforma constitucional" de 1994 que, en forma indirecta, depone a los jueces que estén en funciones y cumplan 75 años. (“La Nación” 31/3/2017, pag. 12)

Ese fallo es absolutamente nulo por contradecir el artículo 110 (ex-art. 96 de la Constitución de 1853) que dispone que "los jueces de la Nación  conservarán sus empleos mientras dure su buena conducta". El haber cumplido 75 años no implica mala conducta, luego no pueden ser removidos y la ley de convocatoria de la Convención de 1994 no proponía la derogación del art. 96 de la Constitución de 1853, luego, es nula de nulidad absoluta la introducción del inciso 4to, del art. 99 que exige un nuevo nombramiento, con acuerdo del Senado, para que un Juez de 75 siga en su cargo. O sea, lo depone por vía indirecta que ahora el fallo del caso Schiffrin pretende convertir, ilegalmente, en exigible.

Esos jueces de 75 años, deben haber sido nombrados entre 1972 y el 2003, año en que usurpa Néstor Kirchner la Presidencia. Por lo tanto, no son, presumiblemente, parte de la banda de prevaricadores que fueron designados con posterioridad a este último año. Eso quiere decir que Macri se apresta a violar una vez más sus promesas electorales puesto que prometió sanear la Justicia y no ha hecho nada de eso sino que ahora se propone empeorarla con nuevos jueces a su medida, que es casi igual a la de los Kirchner. Él nombrará a los reemplazantes de esos jueces que deponen y ya sabemos cuál es el criterio de Macri para sus nombramientos: ser cómplice de él o serle sumiso.  Lo notable es que, según "La Nación" del 31/3/2017, pag. 12, en el gobierno "esperan una catarata de renuncias y no tener que llegar a las intimaciones para que los jueces se jubilen". Será un crimen sin sangre.  

Para colmo, los panfletistas del oficialismo amenazan con que los miembros del Consejo de la Magistratura (donde según la excusa del macrismo para no echar a los prevaricadores es que no tienen mayoría y por ende los nuevos jueces deberán ser nombrados por consenso con el kirchnerismo) "interpretan que tras el fallo de la Corte (N: en el caso Schiffrin) todas las sentencias que firmen de ahora en más (N: los jueces de 75 años), son nulas" ("La Nación" 41/3/2017, pag. 12).

Esto es sumar a la ilegalidad flagrante la extorsión y el caos jurídico. ¡¿Cómo puede decirse semejante disparate y ninguno de los "constitucionalistas" oficiales, que siempre opinan y son citados con reverencia por la prensa, ha puesto el grito en el cielo denunciando semejante disparate?! Un Juez es juez hasta que renuncia o deviene incapaz o se muere. Nadie tiene el derecho de "intepretar" que una sentencia suya es nula porque tiene 75 años.

¿Y qué deben hacer las partes ante esta especie de invasión de los bárbaros que atropella contra el resto de jueces antiguos que quedan en el Poder Judicial? ¿Recusarlos? ¿Desistir de sus juicios? ¿Reiniciarlos?

Lo triste del caso es que esta atrocidad jurídica la cometerá el macrismo con su habitual descaro y frivolidad, sin que los "buenos patriotas" hagan algo en serio para oponerse. Como vemos, la argentina se hunde cada vez más en el caos y en el desgobierno. La "seguridad jurídica" ha volado por los aires. ¿Y todavía quieren que haya inversiones en el país?

Cosme Beccar Varela  


e-mail: correo@labotellaalmar.com