Buenos Aires

23 de Noviembre del año 2009 - 940




EL CASO GARCÍA BELSUNCE: CÓMO UN FISCAL Y JUECES INJUSTOS PUEDEN ARRUINAR VARIAS VIDAS IMPUNEMENTE



27 de Octubre del 2009 apareció en "La Nación", pag. 5 la siguiente solicitada:

"Hoy se cumplen siete años de aquel trágico domingo en el que de forma atroz nos arrancaron a mi hermana. Siete años en los que luchamos sin éxito por llegar a la verdad. Siete años en los que nuestra familia fue 'juzgada' y 'sentenciada' por ciertas personas. Siete años que para mi corazón fueron mil años y a la vez un solo momento.

"Estas líneas son el grito desesperado de una hermana que pide, ruega e implora que se haga justicia. Es a la vez el medio que escogí para transmitir a la sociead nuestra más profundo temor: que la causa se cierre sin haber encontado al asesino de mi hermna, Maria Marta García Belsunce.

"Mucho se habló y se especuló sobre el crimen. Se han barajado infinidad de hipótesis y aventurado irresponsablememente culpables. Se han escrito muchas mentiras. ¿Sabían que no existió la 'gotita'; que mi familia quiso que se llamara al Fiscal ; que mi familia le contó a la Justicia del 'pituto' y se lo entregó al Fiscal; que los agujeros de bala ni siquiera fueron vistos inicialmente por los forenses en la autopsia; que no se halló ni un solo rastro de los que hoy están acusados; es más, que hay rastros pero no coinciden con ninguno de ellos?

"Es doloroso asumirlo, pero tras siete años de investigación sólo tenemos dudas y una única certeza: que no existe ni una sola prueba en contra del único condenado en la causa. No hay un arma, ni hay testigos, no hay nada.

"Voy a repetirlo hasta que mis fuerzas se agoten, quiero justicia. Ni más ni menos. Quiero ver preso al asesino de mi hermana , sea quien sea y le toque a quien le toque . Simplemente pido respuesta y no que se convierta a un inocente en un chivo expiatorio .

"En nombre de María Marta y en el mío propio, sólo pido eso, que su muerte no quede impune. que me ayuden a encontrar al culpable. María Laura García Belsunce (hermana de María Marta) DNI 6.654.423) SOLICITADA, 27/10/2009 "La Nación", pag. 5
* * *
Esta conmovedorea apelación al sentido de justicia de los argentinos me tocó profundamente. He tardado mucho en hacerme eco de ese llamado a la conciencia y sólo tengo que decir en mi descargo que he estado muy ocupado intentando el derrocamiento constitucional de la tiranía que es responsable de este horrendo crimen judicial como de otros muchos, entre ellos, el de 800 presos de las FFAA que no tienen juicio ni jueces ni justicia que los defienda.

Pero ha llegado el momento de expresar mi total solidaridad con el clamor de la Sra. María Laura García Belsunce. Es evidente que el crimen de su hermana permanece impune y eso por culpa, en primer lugar, del Fiscal Molina Pico, autor de la acusación contra el Sr. Carrascosa, marido de la víctima, acusación esa que es un modelo del disparate y una desvergonzada intentona de hacer carrera a costa de la Justicia, del honor y de la libertad del Sr. Carrascosa. Me remito a mi artículo publicado el  17 de Febrero del año 2004, nro 554 de "La botella al mar" titulado "JULIO CESAR "DESCUBRIÓ" AL ASESINO DE MARÍA MARTA G.B".

Si Ud. tuviera la paciencia, estimado lector, de leer ese artículo, se daría cuenta inmediatamente, del macaneo insostenible que es la acusación de ese indigno Fiscal contra el dolorido esposo de la asesinada y contra toda su familia. No repito aquí los argumentos porque doy por descontado que Ud. lo leerá.

Lo grave del asunto es que todo ese disparate lo escribió el "Julio César" judicial con el muy probable propósito de hacerse famoso, de dar "pasto" a la prensa amarilla, de promover su carrera y de satisfacer su pereza de investigar realmente quién mató a la pobre Sra. Maria Marta García Belsunce.

A partir de su rocambolesca invención, la prensa y los imbéciles -de los cuales conozco varios y he discutido con ellos inútilmente- tomaron la versión como una verdad incontrovertible y de ahí en adelante fue imposible hacerlos razonar. La simple pregunta que es clásica en cualquier novela de Agatha Christie les parecía una agresión y esa pregunta era: "¿Cual hubiera sido el motivo?".

La versión del irresponsable Molina Pico que mezclaba a los hermanos Rohm con el cartel de drogas de Juarez y a Carrascosa con todo eso, conjeturando a la vez que la pobre María Marta tal vez sabía de todo ese menjunje o no lo sabía (levantar la hipótesis brutal e irrespondible por la muerta era cosa de poca monta para el Fiscal en curso de trepar) fue aceptada a "libro cerrado" por los imbéciles. Sólo acordarme de la indignación que me produjo en su momento ese dislate malevolente que le podía costar la libertad de por vida a un hombre y el deshonor a toda una familia, me hierve la sangre.

La prensa machacó, sobre todo "La Nación", acusando a la familia y en especial a Carrascosa. Por lo menos no debió cobrar la solicitada de María Laura García Belsunce del 27/10/2009  defendiendo la Justicia, aunqne sospecho vehementemente que la cobró hasta el último carísimo centavo.

No digo que la familia se portó en el caso como un modelo de inteligencia, pero es comprensible que con el trauma de la muerte sangrienta delante de sus ojos, las facultades de sus avispados miembros haya quedado transtornada. Pero eso no los hace criminales. Y lo que dice la solicitada es la pura verdad: nunca se encontró el arma, no hay testigos, hay otras huellas en la escena del crimen que no fueron investigadas, los orificios de las balas calibre 32 ni siquiera feuron percibidas por los forenses, etc. etc. Y sin ninguna prueba, el Tribunal condenó al desolado marido nada menos que como asesino de su llorada esposa.

Es inconcebible pero real. Esa es la Justicia argentina. La suprema instancia es la prensa, sobre todo "La Nación", el diario de las "clases cultas a la que pertenecen los jueces. Ella incita. ella condena, ella destruye las vidas de los acusados, o ella otorga impunidad a los verdaderos delincuentes, como puede verse todos los días en cuanto se refiere a los funcionarios de este gobierno.

La hipótesis más probable, que el Fiscal Molina no investigó porque no promovía su carrera y no interesaba a la prensa, es que el asesino sea uno de los empleados de seguridad de "country" que contando con la duración del partido de foot-ball" que los García Beslunce estaban mirando en la casa de un pariente, entró a robar y no previó que la Sra. Maria Marta volvería antes de terminar el partido y que los sorprendería en plena tarea. Atacada por ellos -que los había reconocido- se defendió con el atizador de fuego. hirió a uno de ellos e indignado éste la persigió. Ella trató de encerrarse en el baño. No alcanzó a hacerlo y el asesino la alcanzó y rabioso por haber sido herido, como hombre primitivo y de poca moral que era, la mató alevosamente con su revólver 32 -calibre de la guardia del "country" .

Eso fue lo que probablemente sucedió.  ¿Por qué no investigó esa hipótesis el Fiscal Molina? Vuelvo a decir : porque era un "opio, un crimen común, algo cotidiano, desprovisto de interés. banal, sin prensa..  

Desgraciadamente, ahora han pasado siete años y las pruebas se han ido borrando, Es muy poco probable que ahora se descubra al verdadero asesino, probablemente un criminal común empleado en la "seguridad" del "country" que en estos siete años debe haber aprovechado para irse muy lejos del lugar del crimen y para borrar todas las pruebas de su particiapción, incluyendo para haber amenazado de muerte a quien pudiera denunciarlo.  

Esta es la obra del Fiscal Molina. ¿No tiene temor de responder ante  Dios por su patraña este Fiscal que arruinó varias vidas y le dió impunidad a un  criminal?  Todavía está a tiempo de reparar es daño horrible. Espero que lo haga.

Para terminar dejo constancia que no conozco a la familia García Belsunce sino muy superficialmente que no soy amigo de ellos, que no tengo nigún interés en la causa y que sólo me mueve la enorme indignación de la injusticia que se está cometiendo por culpa de un petimetre que quiere hacer carrera judicial, cueste lo que cueste.

Cosme Beccar Varela




e-mail: correo@labotellaalmar.com



e-mail: correo@labotellaalmar.com